Psicoterapía

amaya-psicoterapiaLa Psicoterapia es un proceso terapéutico que nos ayuda a resolver nuestros problemas y dificultades a través de un aumento de la comprensión de nuestro mundo interno (pensamientos, emociones, sentimientos e incluso sueños y fantasías).

La Psicoterapia proporciona un lugar seguro y confidencial para hablar de nuestras dificultades emocionales y sus causas. Nos ofrece un cambio gradual del modo en que nos relacionamos con los demás e interpretamos la vida. Esto origina un aumento en nuestro bienestar general y una mayor capacidad para afrontar las inevitables dificultades que todos atravesamos.

  • Enfoque integrativo basado en la terapía cognitivo conductual y terapias de 3ra generación
  • Problemáticas personales: estrés, depresión, trastornos de ansiedad, trastornos de personalidad, dependencia emocional y cualquier situación que genere malestar e impida el crecimiento personal.
  • Desarrollo personal y bienestar.
  • Psicología de la salud: apoyo a personas con enfermedades crónicas, terminales, postraumatizadas, discapacidades adquiridas, menopausia.
  • Se ofrece una atención basada en una amplia experiencia y actualización constante, guiada por el respeto a la persona.
  • Se atienden jóvenes y adultos.
  • Terapia de pareja.

Contáctanos:

Lilian Castro
Whatsapp +591 65048010
castro_lilian@hotmail.com

Psicoterapia espiritual

El hombre  posee una característica distintiva, abordable definitivamente en un proceso psicoterapéutico. Dejar de hacerlo sería negar una realidad evidente, y si no se hace existe la posibilidad  de explorar aspectos solo anexos a una totalidad indivisible como lo es el ser humano considerando todas sus dimensiones.

Cada sesión consiste entonces en evaluar  las motivaciones de la persona, ver cómo se siente con respecto a lo que habla, si hay congruencia entre lo que dice, lo que hace y la aceptación de las consecuencias que esto trae.

Se explora el SER que busca auto-realizarse, que se direcciona hacia un sentido, el cual muchas veces está oculto por haberse fijado en el TENER.  Se invierte el paradigma HACER para TENER y luego SER ….. y se enseña el SER para HACER y así TENER..

Tomando  esto  como punto de partida, se alentará a la persona (una vez que inicia la exploración del SER) a evaluar sus posibilidades de acción.

Se establece como un proceso…

1. Afloramiento:
La espiritualidad es el proceso por el cual los seres humanos se trascienden a sí mismos. Algunas personas pueden pensar que la espiritualidad no pertenece a la psicoterapia, que los terapeutas sólo manejan aspectos emocionales, de comportamiento, sociales y cognitivos de nuestras vidas. No es así. Muchos terapeutas conocen y valoran la dimensión espiritual de la vida, pero algunos esperan a que aflore por parte del paciente. Igualmente, algunos pacientes no harán aflorar la dimensión espiritual salvo que el terapeuta lo haga, dando la impresión de esa manera de que no es parte de sus vidas.  La relación terapéutica funciona mejor cuando podemos aflorar y poner en común todo nuestro interior, con el deseo y esperanza de que al menos en terapia podremos ser conocidos y entendidos, incluso cuidados, y de esa manera, conocer, entender y cuidarnos, nosotros mismos y a otros y a toda la creación.

La psicoterapia es el proceso de remembranza. Así pues, la psicoterapia puede ser entendida como la sanación de la mente, y por lo tanto el lugar en el que el yo espiritual cobra tanta importancia como cualquier otro aspecto de nuestra vida.

Es esencial encontrar un terapeuta abierto y comprensivo y que quizá comparta esa misma inquietud.

2. Convergencia:
Cuando las personas  hablan de una experiencia con Dios lo que  realmente necesitan es alguien capaz que quiera hablar sobre ello con la mente abierta para buscar la manera de entender esa experiencia. No quieren  sentir que algo raro les pasa.

3. Integración:
No hay diferencia entre “mi vida” y “mi vida espiritual”: estar vivo es estar espiritualmente vivo. Como con cualquier otra dimensión de nuestro ser, podemos ser más o menos consciente de ella, de la misma manera que somos más o menos conscientes en un momento dado de lo que estamos sintiendo, o de cómo de rápido palpita nuestro corazón, o de los recuerdos que lentamente se deslizan de nuestra memoria. Para paciente y terapeuta, los dos, el objetivo sería incrementar la consciencia de esa vida espiritual e integrarla en nuestro ser en caso de que de alguna manera estuviera separada.

NO HAY TAL COSA COMO CARENCIA… A TRAVÉS DE TÉCNICAS PSICOESPIRITUALES (REGRESIONES, DRENAJES EMOCIONALES, PSICODINAMIA, MEDITACIONES, CONEXIÓN CON EL SER, VERDADERO PERDÓN Y CONSCIENCIA DEL SER) UNIREMOS LA MULTIDIMENSIONALIDAD QUE SOMOS. SOLO LA MENTE PUEDE SER SANADA.

Contáctanos:

Lilian Castro
Whatsapp +591 65048010
castro_lilian@hotmail.com

No se admiten más comentarios